BRICOPATÍA.

Quién más quien menos, lo ha hecho o lo ha intentado hacer alguna vez…, antes de ponerse en manos de profesionales. Digo el Bricolaje, no el sexo. Así que todos más o menos sabemos de qué va. El Bricolaje parece ser altamente adictivo. Cuando te compras o te regalan la Súper taladradora BORSCH modelo Nachovidal de 500 W, no puedes evitarlo. Te sientes superior. McGyver a tu lado es un clavapúas de tercera. De repente surgen por todos lados agujeros que hacer, cuadros que colgar, percheros que poner. Y si no surgen, los “surges” tú. Te conviertes en Ikeanómano por un tiempo.

Descubres la sabiduría tornillera en sus distintos tipos: Tornillos de cabeza ranurada, Allen, hexagonales. Un universo paralelo. Y con un taladro sucede lo mismo que con un arma corta (según la policía de New York). Si la tienes, terminas usándola. Así que lo usas.

Pero hay cosas del Bricolaje que te sorprenden. Hace poco, un familiar tuvo un atasco en el lavabo. Un día en su casa, me comentó que harto ya de atacar el desagüe con la ventosa de goma, y con productos caros a la par que inútiles, se fue a su droguería de confianza. Al comentarle al dependiente su problema, éste, sigilosamente, como el pescadero que te vende el chanquete prohibido bajo cuerda, le alargó un bote que, según le dijo era lo más. Solamente tendría que tener cuidado porque olía un poco fuerte.

Yo estaba presente en la primera prueba. Como los científicos presentes en Alamogordo-Nuevo México, cuando el primer ensayo nuclear táctico. Al primer vertido del inocente líquido, surgió del desagüe una espesa humareda gris irrespirable. En una improvisada alerta química, ayudé a abrir todas las puertas y ventanas de la casa. Colocamos dos grandes ventiladores en el baño para evacuar los gases.

Una vez pasado el peligro de “lluvia radiactiva”, tomé el inocente bote y leí la etiqueta. Desatascador. H2SO4. Concentración al 98%”. Para los damnificados por la LOGSE, aclaremos esto. Se trataba de ¡Ácido Sulfúrico concentrado al 98 por ciento! Fuerte, ¿eh? Pues sí. El desagüe quedó libre de atasco, por supuesto. La tubería parcialmente disuelta, hubo una pequeña inundación, el filtro inutilizado y por supuesto…hubo que llamar a un fontanero.

Luego me pregunté a mí mismo, si es tan fácil conseguir en Droguería “Juancho” un bote de medio litro de disolvente de cadáveres, ¿cómo no hay más asesinatos? Somos buena gente en el fondo.

En mi caso, siempre he intentado ocultar mi habilidad con el Bricolaje. Y me ha servido para dos cosas: Todos comprendían que “no se me daba bien…” y mi ex colgaba todas las lámparas (bendita sea dondequiera que esté. Amén).

Visitas: 17

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Singles en Granada para añadir comentarios!

Participar en Singles en Granada

Comentario por Aury el octubre 24, 2010 a las 1:29am
Jajajajaja...que risa, yo tambien le tengo manía al bricolage, desde que meti la mano en un enchufe ando con unos pelosssssss ¡¡¡

© 2020   Creado por Clan-2000   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio