El Atasco
Me oprimía el nudo de la corbata, me picaba el pantalón del traje, tenía un sueño inhumano, estaba empezando a lloviznar aquel lunes triste y gris... y encima aquel inexplicable atasco en la autovía a la entrada de la ciudad. No entiendo los atascos... cuando el semáforo está rojo paras y cuando está verde arrancas... ¿Cuál es el mecanismo que genera los atascos, si cuando llegas a lo que se supone que era el centro del problema resulta que no sucede nada anormal, nada que justifique haber estado con el coche parado más de un cuarto de hora?
En la oficina me esperaban un montón de problemas y yo me sentía como el niño que no quiere ir a la escuela el lunes y prefiere ponerse malo con cuarenta de fiebre para quedarse en la cama viendo la tele mientras su madre le llena de cuidados, atenciones y besos.

La autovía tiene un tramo que pasa muy cerca de las ventanas de las casas y en un atasco como aquel te daba tiempo de curiosear a través de las cortinas. A esas horas de la mañana la gente tiene todavía las luces encendidas y aunque tengan corridas las cortinas se adivina al trasluz... aquella está haciendo la cama, la otra colgando ropa en el armario, esa.... ¿esa? Casi frente a mi cara había una mujer con la ventana de la cocina abierta, preparando café, con su media melena todavía despeinada y una bata que apenas tapaba sus encantos. Yo tenía el café ya casi olvidado y aquella mujer acababa de levantarse, ni se había peinado, y estaba preparando el café con una parsimonia que sólo da el hecho de vivir en una situación de absoluta felicidad.
CONTINÚA...

http://templar-alquimia.blogspot.com.es/2015/08/el-atasco.html

Visitas: 37

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Singles en Granada para añadir comentarios!

Participar en Singles en Granada

© 2020   Creado por Clan-2000   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio