Las hay que son de contrato. Ellas conocen tus contactos, conocen tu vida, saben de tus preocupaciones y también de tus gozos. Y saben también que a veces tienes problemas para sufragar los gastos que te origina mantener un contrato de permanencia con ella. Pero no te importa, la necesitas y harás cualquier cosa por mantenerla contigo cueste lo que cueste. Tus amistades saben de su existencia y saben también que va siempre contigo, indisolublemente unida a ti.

Otras son de recarga. No tienes ninguna obligación de uso ni de permanencia pero la recargas de vez en cuando para que no te la den de baja… por si algún día la necesitas. Nadie sabe de su existencia pero a veces la utilizas para actividades discretas que no puedes hacer con la de contrato. A veces resulta complicado extraer la de contrato para introducir la de recarga, aunque sea para poco tiempo, y tienes que hacerlo con mucho cuidado para compaginarlas sin que se te estropee ninguna de las dos.

Y las hay también de uso público, normalmente situadas en barrios periféricos, pero son un recurso fácil para cubrir una urgencia, sin contrato, sin compromiso de permanencia ni exclusividad, sin tener que recargarla de vez en cuando para que no te la den de baja… las cabinas de teléfono, claro está, que ya quedan menos, y hasta está mal visto usarlas, debido al auge de las tarjetas SIM.

Pues eso… de contrato, de recarga, o públicas, tú eliges. O no.

http://templar-alquimia.blogspot.com.es/2017/05/recarga-o-contrato....

Visitas: 41

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Singles en Granada para añadir comentarios!

Participar en Singles en Granada

© 2018   Creado por Clan-2000   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio